12 de junio de 2016

PORTADA Y PRÓLOGO REVELADO: MAFIA - ALESSANDRA NEYMAR (BAJO EL CIELO PÚRPURA DE ROMA #5)

Hola a todos! Hoy les traigo algunas noticias.
Como ustedes saben, Alessandra Neymar es la autora de la conocida serie Bajo el Cielo Púrpura de Roma, la cuál incluye los libros Mírame y Dispara (#1), Traición (#2), Colapso (#3) y Desafío (#4). 
La autora dio a conocer la portada y el prólogo del último libro, Mafia, además de un pequeño spot para los fans. Por ahora no hay fecha de publicación estimada, pero no desesperen porque pronto tendremos más noticias.




Personalmente creo que no es una de las mejores portadas de la serie y mantengo mi postura respecto a que la portada de Desafío es sin duda la mejor hasta ahora. No muestra demasiada creatividad o ni refleja el espíritu de la historia. Probablemente se deba al cambio de editorial (y aunque se desconocen las causas de esta decisión, se respetan totalmente). 







S P O T



Por último aquí les dejo un fragmento del prólogo
ATENCIÓN SPOILERS!
MAURO

Miré a Sarah y leí sus labios.

Huye. Y podría haberlo hecho. Era el único de los dos que gozaba de esa oportunidad. Pero no era egoísta, no estaba creado para abandonar a alguien que me importaba.  Mucho menos cuando lo había prometido.

Por eso me quedé muy quieto, saboreando el regusto amargo de la traición más inesperada mientras valoraba las posibilidades que teníamos los dos de salir de allí.

Resultaba muy irónico que aquel aeródromo privado en Civitavechia fuera tan espacioso y sin embargo siquiera pudiéramos movernos. Quizás tenía que ver el hecho de que nos había rodeado un séquito de diez hombres.

Uno de ellos había capturado a Sarah y dos más me apuntaban con un arma sabiendo que sus compañeros no intervendrían, pero lo harían si fuera necesario. No venía al caso, pero me sentí poderoso. Si mi padre había necesitado de refuerzos para capturarme seguramente se debía a que me consideraba bastante habilidoso.

Apreté los dientes.

Alessio Gabbana dio varios pasos al frente con lentitud. La oscuridad que resaltaba casi parecía una extensión perversa de su sombra.

—No vas a dejar esta ciudad. —Señaló la puerta de su coche—. Y ahora obedece, hijo mío.

Joder…

—¿Por qué? —Quise saber creyéndome una autoridad que no sentía.

—Deja que me ahorre las explicaciones.

Resoplé una sonrisa y negué con la cabeza conteniendo unas estúpidas lágrimas que amenazaban con caer. Aquello era surrealista.

—Resulta que en la mafia un hombre si puede traicionar a su sangre, ¿no es así? —murmuré notando como mi fuero interno se desgarraba.

Alessio asintió con la cabeza, pero no pareció que me estuviera dando la razón. Sino más bien fue un gesto de altivez. Quería demostrarme que no le importaban mis palabras.

—Arrestadles —ordenó.

Pero mis dedos enseguida se hicieron con el arma que tenía en la parte baja de la espalda. Le apunté justo cuando él se daba la vuelta, importándome una soberana mierda que ahora me estuvieran amenazando cinco armas. Si decidían matarme, me llevaría a mi padre conmigo.

—¿Por qué? —pregunté de nuevo al tiempo en que cargaba la pistola.

Mi padre me miró de reojo y soltó una sonrisilla pesada y aburrida mientras agitaba las manos para calmar a sus esbirros. No le conocía. No sabía quién era ese hombre, ni tampoco cómo demonios podía parecer tan retorcido dentro de aquel traje de firma.

—Adelante, dispara —me animó—. Dispara a tu propio padre para salvaguardar el bienestar de tu primo y esa cría.

Que mencionara a Cristianno con aquel desdén me produjo un escalofrío. No iba a tolerarle que despreciara de aquel modo mi relación con él. No solo se trataba de su bienestar, sino de poder ser libres. Los dos juntos.

—Hay ocho balas en este cargador —mascullé enfatizando mi postura.

—Vacíalo, entonces. —Estuve a punto—. Dispara, Mauro. —Quería hacerlo… Pero… Alessio sonrió—. No puedes, porque eres igual de leal que él. —Un comentario tan nostálgico como cruel.

¿A quién se refería? ¿De quién coño estaba hablando?

—¡DIME POR QUÉ! —grité hasta rasgarme la garganta. Me descontrolaba.

Porque en el fondo no me preocupaba lo que pudiera pasarme a mí tras aquella noche. Jamás previmos que uno de los nuestros nos traicionaría de esa forma.

Un quejido. Un forcejeo. No me hizo falta mirar para saber que Sarah ahora corría más peligro que hacía unos minutos. Era la forma que Alessio tuvo de incitarme a aceptar sus órdenes.

—Suelta el arma —impuso, ahora mucho más severo.

—No lo hagas, Mauro… —Sarah siquiera pudo terminar su súplica.

Y yo, poco a poco, me asfixiaba.

De haber estado solo no me importaba iniciar una reyerta, siquiera el final que eso pudiera tener. Pero… no solo se trataba de cuidar de Sarah. Sino también a su hijo.

Bajé el arma.

—Buen chico —sonrió mi padre al tiempo en que amordazaban a mi amiga.

Eché a correr hacia ella.

—¡¿Adónde la lleváis?! —Grité antes de que dos esbirros me interceptaran con una fuerza que me cortó el aliento— ¡Soltadla!

—¡Mauro, no! —me suplicó ella cuando me vio caer al suelo.

—¡¿Por qué haces esto, papá?! —Me retorcí—. ¡MÍRAME!

Pero Alessio no me miró. Y permitió que me golpearan sin miramientos hasta sentir como se me escapaba la consciencia.

A través de una mirada borrosa pude ver a Sarah. Gritaba mi nombre y se resistía… No iba a poder hacer nada por ella.

Me imaginé volando a Japón. Mirando a mi primo mientras besaba a Kathia, sobre un puente, en mitad de la noche. El sonido del río bajo nuestros pies, la luna reflejándose en el agua, el aroma de las flores del cerezo. Imaginé a Enrico sosteniendo a su hijo y a Giovanna despertándome con un beso una mañana cualquiera…

Imaginar…

Maldita sea esa palabra.

Lo siento, Cristianno… No voy a poder ayudarte, compañero. 

2 comentarios

  1. ¡Hola!
    Estoy deseando que salga Desafío, soy una fan incondicional de la saga *_* Pero coincido contigo en lo referente a la portada, me esperaba otra cosa no se y también prefiero la portada de Desafío. Ojalá podamos disfrutar pronto de Desafío.
    Un beso desde Aprovecha La Vida Cada Día ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Qué ganas de leer Mafia... Estoy tan desesperada por saber qué será de Mauro, Cristianno, Sarah, Enrico, Kathia... que divago mucho, mucho :P

    Un beso

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta con los comentarios, muchas gracias por pasarte!
No dudes en dejar tu opinión siempre y cuando sea con respeto.
Por favor evitemos el spam. Si quieres que visite tu blog, con que me dejes un enlace alcanza.