3 de abril de 2015

TEN TINY BREATHS - K. A. TUCKER (TEN TINY BREATHS #1)


Toda la vida de Kacey Cleary explotó hace cuatro años en un accidente de tráfico por un conductor ebrio. Ahora está trabajando duro para enterrar las piezas que dejó atrás —todas menos una. Su hermana pequeña, Livie. Kacey puede tragar la constante desaprobación de su renacida tía Darla sobre su estilo de vida autodestructivo; puede controlarse para no patearle el culo a su tío Raymond cuando pierde los fondos para la universidad de las chicas en una mesa de blackjack. Ella solo tiene que mantener la calma hasta que Livie ya no sea menor de edad, y luego podrán marcharse del infierno de Grand Rapids, Michigan. Pero cuando el tío Raymond se desliza en la cama junto a Livie, Kacey decide que es el momento de correr. Armadas con dos billetes de autobús y el sueño de vivir cerca de la costa, Kacey y Livie empiezan sus nuevas vidas en un complejo de apartamentos en Miami, complementado con un propietario gruñón, un pervertido en el piso de arriba y una vecina con un nombre artístico perfectamente adaptado a su “profesión” elegida. Pero Kacey no está preocupada. Ella puede manejarlos a todos. A quien no puede manejar es a Trent Emerson, del apartamento 1D. Kacey no quiere sentir. No debe hacerlo. Es más seguro de esa manera. Para todo el mundo. Pero el sexy Trent encuentra un camino hasta su entumecido corazón, reavivando su capacidad de amar. Ella empieza a creer que quizás puede dejar el pasado en donde pertenece y empezar de nuevo. Quizás no está más allá de la reparación. Pero Kacey no es la única que está rota. El aparentemente perfecto Trent tiene su propio pasado imperdonable; uno que, cuando se descubra, hará pedazos la nueva vida que Kacey está construyendo y la enviará de vuelta a la sofocante oscuridad.


RESEÑA
Bueno, hola a todos! Espero que estén teniendo un buen viernes :)
Hoy les traigo, mi reseña de (como dice en el título), Ten Tiny Breaths. Ojalá la disfruten!

Kacey Cleary sufrió un accidente automovilístico donde perdió a sus padres, su mejor amiga y su novio. Cuatro años más tarde lo único que queda de ella es una cáscara de quién solía ser. Su único lazo con este mundo es Livie, su hermana menor, la cuál afortunadamente enfermó el día de la tragedia y no pudo salir de casa.

Adormecida por el alcohol, y algunas veces también la droga, Kacey solo se dedicó a relaciones de una noche por un largo tiempo. Abandonó la escuela, y tuvo, junto con su hermana, que mudarse a la casa de sus tíos. Entonces empezó a entrenarse, haciendo kickboxing en un gimnasio local, como manera de expulsar su ira.

El día que su tío decide meterse en la cama de su hermana Livie, deciden escapar a Miami con el poco dinero que tienen, ya que su fondo para la universidad desapareció(su tío tenía un problema de apuestas).

Kacey aun no tiene la custodia definitiva de su hermana, por lo tanto deben 'esconderse' de cierta manera. En su nuevo edificio conocen a Storm, una vecina un tanto diferente, y a su pequeña hija.

Conozcan a Trent Emerson, otro de los inquilinos. Sexy —muy sexy—, dulce y cariñoso. Él es la primera persona que logra romper el cascarón de la mayor de las Cleary.

Con ayuda de Storm, Kacey consigue un buen pagado empleo en el cual hace algunos otros amigos, como Cain, Dan, Ben y Nate. 

A medida que el tiempo transcurre, todo parece mejorar.

Pero algo siempre sucede ¿no?

El secreto que Trent le esconde, es algo que podría terminar de destrozar a Kacey. 
***


Terminé de leer el libro número dos de la serie,
One Tiny Lie, que se centra en la historia de Livie, la hermana menor de Kacey. El libro resultó ser igual de bueno que el primero, por lo que decidí subir mi opinión de Ten Tiny Breaths para más adelante, compartir mi reseña del segundo libro. Debo decir que es una lectura muy fácil de llevar. El libro prácticamente se lee solo. Te atrapa desde el comienzo, mostrándonos a una Kacey profundamente dolida y rota, que no sabe como superar su pérdida. Ella se hunde en relaciones de una noche, alcohol y drogas como mecanismo de olvido. Necesita resolver su ira, por lo que entrena varias veces a la semana. Ella siente un profundo odio, por si misma, y por el conductor ebrio que le robo a su familia y amigos. 

La Kacey de antes murió hace cuatro años y todo lo que dejó fue un desastre. Un desastre que pasó un año en rehabilitación física para reparar su destrozado cuerpo, solo para ser dada de alta con un alma destrozada. Quién se hundió en un mundo de drogas y alcohol durante un año como una forma de afrontar sus problemas. La Kacey de después no llora, ni una sola lágrima. No permite que la gente entre, porque le dolor la sigue de cerca. No puede soportar la sensación de las manos porque le recuerdan a la muerte.
Kacey es una bomba de tiempo, solo le falta ajustar el detonador. 

Por otro lado, Livie, debe lidiar con su hermana. Aunque Kacey nunca dejó de quererla y protegerla, ella aprendió a cuidarse sola de cierta manera. Livie debe lidiar con la muerte de sus padres, pero también con la de su hermana, porque Kacey nunca volvió a ser la que era. Y es admirable de su parte, porque a pesar de los altibajos Kacey ella siempre siguió siendo fuerte y correcta.

Entonces luego de la mudanza, Kacey, se encuentra con Trent. Guapo, con hermosos ojos azules, dulce y cariñoso. Él es prácticamente perfecto. 
Quiero hacerte sonreir. De verdad. Siempre. Vamos a salir a cenar, a ver películas y a caminar por la playa. Vamos a ir a hacer ala delta o puenting  lo que sea que quieras hacer. Lo que sea que te haga sonreír y reír más. Déjame hacerte sonreír.
Y ese es el gran problema. Él esconde algo grande. Algo que podría terminar con lo poco que queda de Kacey.
***
Gracias al apoyo de Storm, Kacey logra conseguir un empleo como bartender. Lo que le alcanza para cubrir necesidades propias y de su hermana. 
Hay otros personajes en el libro, como Caín, Ben, Dan y Nate que me encantaron, tienen personalidades sencillas (a excepción de Cain, el cuál es una historia aparte, literalmente) pero autenticas y agradables. 
***
El libro está escrito en diferente etapas que representan la evolución de Kacey, y eso me gustó bastante. 
A medida que avanzaba el libro, mientras conocía a Trent, sospeché un final posible pero muy improbable. Pero acerté, lo cual me dejó HELADA. Mi reacción fue indescriptible, era como ¡¿Q-QUÉ?!
No lo creía posible, pero sí. Créanme, se quedarán con la boca abierta.

Concluyendo, es un libro muy emotivo. Está lleno de amor, nuevas amistades, pero sobretodo perdón y redención. Es para aprender acerca de nuestros errores, y no dejarnos definir por ellos.

Así que, 
Captura diez pequeñas respiraciones. Tómalas. Siéntelas. Ámalas.

MI CALIFICACIÓN: 5/5
A.

No hay comentarios.

Este blog se alimenta con los comentarios, muchas gracias por pasarte!
No dudes en dejar tu opinión siempre y cuando sea con respeto.
Por favor evitemos el spam. Si quieres que visite tu blog, con que me dejes un enlace alcanza.